¿Cómo preparar un Gulash sin grasa?

Hoy os traemos una receta un tanto exótica, porque proviene de un país como Hungría. Aunque en realidad, nos daremos cuenta que los parecidos con otras recetas tradicionales de nuestra tierra, son más que evidentes.

El Gulash es uno de los platos tradicionales más famosos de Hungría, es una especie de guiso que se prepara con carne de cerdo. Como suele ser habitual en estos países, la clave está en ser un plato muy especiado y por lo tanto, muy sabroso. El único inconveniente quizá sea el tiempo de preparación aunque la elaboración es realmente sencilla, sí que necesitamos un largo tiempo de cocción de la carne para que esta salga suave y tierna.

El nombre de este plato lo puedes encontrar como Gulash o Goulash. En Hungría existen muchas variantes de la receta tradicional, incluso se puede preparar como una sopa. Los orígenes del plato son muy humildes, ya que los ingredientes necesarios no son costosos, pero hoy en día se ha convertido en un plato habitual en todo tipo de restaurantes.

Como siempre que trabajamos con guisos de carne, es lógico que se forme una capa de grasa en el caldo. Esta capa de grasa no aporta ni sabor ni nutrientes, por lo que es completamente innecesaria para nuestro organismo, y además nos puede crear grasa acumulada que es realmente antiestética. Por ello recomendamos que adquieras para tus recetas, nuestra jarra desgrasadora Gravy, que te permitirá eliminar esa capa de grasa en pocos segundos y de forma sencilla. Un utensilio de cocina indispensable si eres de los que se preocupa por comer bien y mantener una dieta sana.

Receta del Gulash

  • 1 kilo de carne de cerdo
  • 2 pimientos rojos, una guindilla y pimentón dulce (también se pueden añadir pimientos de piquillo)
  • tomate frito (0,25 ml)
  • sal, pimienta, perejil, comino y 2 cebollas

Lo primero es preparar nuestra pieza de carne de cerdo, a la que antes de hacerle nada, estaría bien hacerle unos cortes en su superficie para asegurarnos que se va a cocinar también en su interior. Antes que nada salpimentamos al gusto.

En la olla exprés, colocamos la carne con un chorro de aceite de oliva, para que se dore la pieza de cerdo. Retiramos la carne y aprovechamos ese mismo aceite para pochar las cebollas. Cuando estén doradas podemos añadir los pimientos (rojos y de piquillo). Después añadimos el pimentón, tomate frito y los cominos. Ahora ya tenemos nuestro caldo preparado, así que podemos añadir la carne, el agua y dejaremos cocer a fuego lento durante unos 45-50 minutos. Antes de cerrar la olla podemos añadir la guindilla si somos de los que disfrutamos con este tipo de sabores.

Una vez pasado el tiempo, la carne deberá estar muy blanda y tierna. Además durante el proceso de cocción habrá desprendido grasa acumulada que ahora se habrá depositado en nuestro caldo. Es el momento de retirar esa capa de grasa perjudicial con nuestra jarra desgrasadora Gravy.

Para ello, con la ayuda de un cazo recogemos la parte superficial del caldo en la que se encuentra la grasa y la depositamos en nuestra jarra. Esperamos unos segundos a que la grasa suba dentro de la jarra y forme una pequeña capa. Ahora colocamos la jarra Gravy sobre la olla, abrimos la llave de paso para que el caldo caiga dentro de la olla, y cuando vaya a caer la capa de grasa, cerramos la válvula para dejar la grasa atrapada. Así de fácil.

Ahora si tenemos una auténtica receta de Gulash sin grasa, comida tradicional y de cuchara preparada de forma saludable. No te pierdas nuestra sección de recetas entrando en: Recetas tradicionales.

Y recuerda que puedes adquirir una jarra desgrasadora Gravy, disponible en 4 colores y con envíos gratis a toda la península: Tienda Gravy.

Si conoces más recetas tradicionales no olvides enviarnos un email a info@gravy.es