Utensilios de cocina originales: Jarra desgrasadora

Los utensilios de cocina originales se han convertido en toda una tendencia últimamente. Los hay de todo tipo pero parece que la premisa básica para estos gadgets de cocina es que tengan un diseño atractivo y que cumplan una tarea que antes no había sido cubierta por otro utensilio.

Por ejemplo, en el mercado nos podemos encontrar montones de cosas que hacen que nuestra vida culinaria en la cocina sea mucho más fácil, divertida y original. A veces basta con colocar a un típico utensilio de cocina tradicional algún diseño innovador y refrescante, por ejemplo relacionado con elementos de nuestra cultura pop, como podría ser una vajilla de Star Wars o de Juego de Tronos, o por ejemplo un salero con forma de muñeco o animal.

Otras veces lo que encontramos son gadgets de cocina que nos hacen la vida mucho más fácil como por ejemplo un pelador especial para el aguacate, un aparato para cortar los melones de forma sencilla, una olla para hacer arroz en el microondas o un descorazonador de fresas.

La palabra inglesa gadget que estamos empleando para este artículo, es un término que hace referencia a cualquier utensilio novedoso, práctico y de pequeño tamaño. El origen de la palabra no está claro y ya algunos marineros usaban el vocablo para referirse a utensilios de los que no recordaban el nombre específico. El desarrollo de la tecnología, ha provocado que esta palabra ya sea conocida y esté prácticamente en boca de todo el mundo.

Nuestra jarra desgrasadora gravy se está convirtiendo en toda una revolución y ha entrado de lleno en el mundo de los gadgets de cocina originales. Como decíamos cumple a la perfecciión el cometido que cualquier gadget debe tener. Es un utensilio de cocina original, diseñado con un atractivo diseño en cuatro colores que incluso se puede combiar entre si, y sobre todo, cumple con una función importante que nos hace la vida más fácil y que ningún otro aparato cumplía antes.

Con la jarra desgrasadora Gravy podrás eliminar la molesta capa de grasa que se crea al cocinar nuestros guisos y caldos. Antes se recurría a algunas trucos surgidos más bien de rumores y leyendas, que no sirven para nada y que sobre todo nos hacen perder nuestro tiempo y dinero. Por ejemplo, usar la cáscara de alguna fruta para eliminar la capa de grasa, o congelar durante varias horas el caldo para luego quitarlo. Métodos que no tienen ningún respaldo científico y que no son más que una perdida de tiempo.

Con Gravy podrás eliminar la capa de grasa de forma sencillay rápida, sobre todo tiendo en cuenta que lograrás eliminar el 100% de la capa de grasa, recuperando todo el caldo de tus guisos y sopas de carne, que es lo que realmente contiene la sustancia, el sabor y las propiedades con que queremos alimentarnos. La capa de grasa por contra es grasa completamente innecesaria para nuestro organismo que además deriva en la aparición de michelines en nuestro cuerpo.

La jarra separadora de grasa Gravy, además está disponible en cuatro colores combinables, es apta para lavavajillas o frigorífico, y se puede desmontar fácilmente para su limpieza diaria. Además puedes utilizarla para otras cosas relacionadas con la cocina, como por ejemplo como jarra para servir el gazpacho, o como jarra para servir el cocido.

Además ahora tienes gastos de envío gratuitos en cualquier parte de la península y puedes comprarla sea cual sea la zona del mundo en la que vivas. Si quieres más información no dudes en visitar nuestra: Tienda Gravy.

¿Cómo funciona la jarra desgrasadora Gravy?

El funcionamiento es muy sencillo, cuando creamos un guiso o una sopa en la que se crea una capa de grasa podemos usar Gravy. Para ello, con la ayuda de un cazillo, pasamos a verter poco a poco la capa superficial del caldo en el que se encuentra la grasa en la jarra Gravy. En ese momento dentro de la jarra tendremos caldo y grasa. Después esperar unos segundos a que la grasa suba dentro de la olla, ya que al pesar menos que el caldo, se coloca arriba del todo. Una vez que el caldo ha subido, situo la jarra separadora de grasa sobre la olla. Abro la llave de paso o grifo y dejo que el caldo vaya cayendo de nuevo a la olla. En el momento en que la capa de la grasa quiera caer, cierro el grifo de la jarra Gravy.