¿Cómo quitar la grasa de un caldo caliente?

Existen muchísimas teorías sobre cómo quitar la grasa de un caldo caliente, teorías que en su mayoría son completamente falsas, inventadas o que si consiguen quitar algo de la capa de grasa, no lo hacen de forma completa.

Lo que queremos dejar claro desde estas líneas es que la capa de grasa que por desgracia solemos ver en nuestros caldos, sopas o guisos; es completamente perjudicial para nuestra salud, además de estar ingiriendo grasa que quedará acumulada en nuestro cuerpo y que estéticamente provoca esos temidos y poco agradables michelines.

Por otro lado, es completamente falso que esa capa de grasa contenga nutrientes, sabor o aroma, realmente es todo lo contrario, esa capa de grasa que siempre se crea en nuestros caldos calientes es debida a que los cartílagos y huesos de la carne se descomponen al entrar en contacto con agua hirviendo, por lo tanto no contiene ningún elemento beneficioso, ni vitaminas de ningún tipo, es más, esa capa de grasa innecesaria crea un aroma desagradable, es viscosa y no resulta atractiva para nuestro paladar ni mucho menos para nuestro emplatado. Por lo tanto debemos quitarla, pero sin perder parte de nuestro caldo, que sí contiene todos los nutrientes, aromas y sabores de la receta.

En Internet circulan algunas teorías como la de congelar el caldo, para que después, con un cuchillo podamos cortar la capa de grasa superficial. Esta medida es muy poco práctica, engorrosa y requiere de muchísimas horas.

Para desengrasar un caldo caliente existen también multitud de historias y leyendas, muchas de ellas disparatadas. Como por ejemplo la de añadir mientras estamos cocinando el caldo, una clara de huevo al guiso, ya que supuestamente atraerá la grasa y la neutralizará. Otro método para quitar la grasa de un caldo, que se suele ver mucho es el de añadir una cáscara de naranja o limón al caldo, este método aparte de ser completamente inútil distorsiona el sabor y la receta que estamos preparando, añadiendo un sabor y aroma que no es el que queríamos conseguir originalmente.

Así pues, la única forma fiable de quitar la grasa de un caldo caliente, es empleando una jarra desgrasadora, que es un utensilio de cocina que cada vez está más difundido en la cocina y en los restaurantes profesionales. Porque eliminar la capa de grasa de un caldo caliente es algo importante, ya que estamos ingiriendo sustancias nocivas para nuestro organismo. Mucha gente se contenta con quitarlo usando un cucharón, pero de esta forma estamos desperdiciando gran cantidad del valioso caldo que sí es dónde se encuentran las proteínas y sustancias beneficiosas para nuestro organismo, y sobre todo, nunca conseguiremos eliminar el 100% de la grasa perjudicial.

Por ejemplo, muchas veces os hemos hablado de las propiedades reconstituyentes de un caldo de pollo, por lo que si eliminamos parte de ese caldo de nuestra receta, estaremos perdiendo parte de esos beneficios. Puedes leer más en esta entrada anterior: Beneficios caldo caliente de pollo.

El funcionamiento de la jarra desgrasadora Gravy es muy sencillo, rápido y además es el único método que grantiza eliminar el 100% de la grasa y recuperar el caldo y sus nutrientes en su totalidad. Para quitar la grasa de un caldo caliente, simplemente debemos depositar parte de ese caldo en nuestra jarra desgrasadora (para ello podemos ayudarnos de un cazo pequeño), una vez que el contenido está dentro de la jarra, dejamos reposar unos segundos para que la grasa vuelva a subir a la superficie de la jarra (esto sucede porque pesa menos). Una vez que la capa de grasa ya está colocada arriba, colocamos la jarra de nuevo sobre la olla, abrimos la llave de paso y dejamos que el caldo vuelva a caer en la olla, para recuperarlo completamente. En el momento en que veamos que la capa de grasa va a salir de la jarra desgrasadora, simplemente cerramos la llave de paso y la dejamos encerrada en la jarra, para tirarla o darle cualquier otro uso.

La jarra separadora de grasa está disponible en cuatro colores combinables, es apta para lavavajillas y frigorífico, y ha superado todos los procesos de control alimenticio. Además ahora tienes envíos gratis a toda la península. Entra ya en nuestra tienda y descubre los beneficios de cocinar sin grasa: Jarra desgrasadora Gravy.

De esta forma, estarás apoyando a Gravy en su idea de recuperar la comida tradicional de cuchara, la que nos enseñaron nuestros padres y abuelos, y también te estarás apuntando a nuestro movimiento de comer más sano, con una dieta libre de grasa. En definitiva estarás manteniendo una alimentación más rica y saludable.

Recuerda que puedes seguirnos en nuestras redes sociales o consultarnos cualquier pregunta a través de nuestro email info@gravy.es

Truco para quitar la grasa de un caldo caliente