Receta tradicional de Estofado de ternera

En nuestro empeño por recuperar la cocina más tradicional y de cuchara, estamos compartiendo con todos vosotros algunas recetas tradicionales muy fáciles de preparar, recetas que nuestros padres y abuelos nos enseñaron. Sólo se necesita dedicar unos minutos diarios a la cocina, e intentar que el estrés y el actual ritmo de vida no provoquen que siempre acudamos a platos precocinados, fritos o congelados.

Por supuesto, con nuestra jarra desgrasadora conseguiremos que nuestros guisos y caldos se preparen sin nada de grasa, es decir, eliminando de forma rápida y sencilla esa capa de grasa que se forma cuando se cuece cualquier tipo de carne de res, y que aparte de que no aporta ningún sabor, ensucia la presentación de nuestro plato y es perjudicial para nuestra salud.

Ingredientes para estofado

  • Entre 600-800 gramos de carne de tenera de buena calidad
  • Zanahoria, cebolla
  • Tomillo, laurel, aceite, sal, pimienta, harina de trigo

Receta de estofado de ternera paso a paso

Calentamos en una olla agua y añadimos la ternera cortada en dados. Dejamos en el fuego durante 30 minutos a fuego lento, para conseguir que la carne se ablande poco a poco. Añadimos al agua la hoja de laurel, el tomillo, un buen chorro de aceite y sal. También hay gente que añade una pastilla de concentrado de carne para potenciar los sabores.

Mientras tanto, en una sartén sofreímos  la cebolla con aceite, y le añadimos después la zanahoria y cualquier otra cosa que nos apetezca como un poco de apio o perejil. Para conseguir que la mezcla espese un poco, podemos añadir unas cucharaditas de harina de trigo. También se le puede añadir un chorrito de vino blanco o tinto. Además se puede añadir un bote de tomate frito para añadir sabor.

Una vez sofrito todo y la carne ya blanda, podemos incorporar los ingredientes de la sartén a la olla. Y seguir calentando durante unos 10 minutos a fuego lento, para que los sabores se mezclen bien.

Ahora que la receta ya está terminado, podremos observar como la carne, al ser calentada ha desprendido grasa, que se ha acumulado en la capa superficial de nuestro guiso (se puede apreciar en la foto), esta grasa, por contra de lo que se piensa muchas veces, no añade sabor ni vitaminas al caldo, sino todo lo contrario, es grasa innecesaria que estamos añadiendo a nuestros cuerpo, así que a parte de los factores estéticos adversos (la formación de los típicos michelines) es perjudicial para nuestra salud.

Así que antes de servir, podemos eliminar esa capa de grasa de forma sencilla con la jarra desgrasadora Gravy. Para ello, podemos coger un cazillo y verter poco a poco la capa superficial del caldo en el que se encuentra la grasa en la jarra Gravy. Esperar unos segundos a que la grasa suba dentro de la grasa, ya que al pesar menos que el caldo, se coloca arriba del todo. Una vez que el caldo ha subido, situo la jarra separadora de grasa sobre la olla. Abro la llave de paso o grifo y dejo que el caldo vaya cayendo de nuevo a la olla. En el momento en que la capa de la grasa quiera caer, cierro el grifo de la jarra Gravy. De este modo hemos eliminado la capa de grasa innecesaria al tiempo que hemos aprovechado todo el caldo, sin desperdiciar nada.

Recuerda que puedes saber más sobre nuestra Jarra Gravy en nuestra página, con envíos gratis a toda la península y disponible en 4 originales colores: Tienda Gravy.

receta de estofado sin grasa