¿Cómo se creó el separador de grasas Gravy?

Muchos lectores de nuestro blog, nos estáis enviando preguntas a través del email o a través de las redes sociales, sobre cómo surgió nuestra jarra desgrasadora Gravy.

Como suele ser habitual en estos casos, la idea surgió por la propia necesidad ante una situación determinada. El principal diseñador que desarrolló la patente, estando en la cocina ante una gran olla en la que se estaba preparando un guiso, quiso introducir una cuchara para probar la receta, y se dio cuenta que ya se había formado esa típica capa de grasa, que surge cuando los guisos que incluyen carne de res, sueltan grasa a través de los huesos y cartílagos al entrar el agua en ebullición.

Para poder probar el guiso sin entrar en contacto con esa capa de grasa que además de no ser beneficiosa para nuestro organismo ofrece un aspecto un tanto desagradable, intentó sin éxito verterla en una jarra vacía que había por la cocina. Tras varios minutos y sin ningún éxito, se le ocurrió la idea de desarrollar una jarra desgrasadora que permitiera eliminar la capa de grasa superficial, de forma rápida y sencilla.

Así surgió Gravy, la jarra desgrasadora que ahora puedes encontrar en nuestra tienda online y que está siendo empleada por gran cantidad de cocineros tanto profesionales como aficionados: Tienda Gravy.

¿Cómo funciona Gravy?

Mu sencillo, simplemente debes ayudarte de un cazillo y verter poco a poco la capa superficial del caldo en el que se encuentra la grasa en la jarra Gravy. Esperar unos segundos a que la grasa suba dentro de la grasa, ya que al pesar menos que el caldo, se coloca arriba del todo. Una vez que el caldo ha subido, situo la jarra separadora de grasa sobre la olla. Abro la llave de paso o grifo y dejo que el caldo vaya cayendo de nuevo a la olla. En el momento en que la capa de la grasa quiera caer, cierro el grifo de la jarra Gravy.

Te lo mostramos visualmente en este vídeo promocional.