Nuevos restaurantes y tipos de cocina kilómetro cero

El mundo de la alimentación está cambiando. Parece que por fin nos estamos dando cuenta de lo importantísima que es nuestra alimentación hoy en día. Así que hay muchas nuevas tendencias que intentan combinar el actual ritmo de vida que llevamos, con un tipo de cocina y alimentación saludable.

Por ejemplo, hace pocas semanas os hablábamos de algunas tendencias como por ejemplo, la nueva pausa del café que se hace en muchas oficinas, o las nuevas tendencias en alimentación para 2018.

La renovación también ha llegado al mundo de la restauración, ya no es importante apostar por la comida saludable en casa, o recuperar como hacemos desde Gravy, el gusto por la comida sana y tradicional tal y como hacían nuestros abuelos y abuelas. También es importante que los comercios y restaurantes se conciencien de la importancia de llevar una vida saludable y una alimentación sana.

Por ejemplo, habrás visto que en tu ciudad han proliferado en los últimos meses, lugares y restaurantes que ofrecen comida vegana exclusivamente o en su totalidad. También los típicos locales de comida para llevar que son de gran importancia en muchas ciudades ya que la gente está perdiendo la costumbre de cocinar en casa, y que ahora incluso se están especializando en comida vegetariana o vegana.

Muchos son los restaurantes que por ejemplo practican la “slow-food” es decir platos elaborados a fuego lento, para evitar fritos y requemados, y en definitiva comer de forma más tranquila y calmada, algo que también es de vital importancia para llevar una dieta sana.

Ahora ha surgido la llamada comida kilómetro 0, y los restaurantes kilómetro 0. Pero ¿qué es la comida kilómetro cero?

Es un tipo de comida que tiene como principios básicos ser una comida sostenible y que pretende salvaguardar la economía y agricultura local. Por ejemplo emplear productos cercanos de cultivos o huertas que no estén a más de 100 kilómetros a la redonda, emplear productos ecológicos y naturales, garantizar la superviviencia de productores locales, emplear sólamente productos de la zona para realizar los platos, o productos exclusivos de temporada, para evitar así que se cultiven alimentos fuera de temporada a través del uso excesivo de pesticidas y productos químicos.

En definitiva, se trata de un tipo de cocina local y ecológica, que a la vez se está convirtiendo en un movimiento global. Una forma de apoyar a los proveedores y agricultores de la zona, y a la economía local de tu ciudad o pueblo.

¿Y  tú qué haces para comer más sano y de forma respetuosa con el medio ambiente?