¿Qué es la sopa de ajo sopa castellana?

En nuestra idea de recuperar las recetas tradicionales y de cuchara, hoy vamos a rescatar la famosa “Sopa Castellana” también llamada Sopa de ajo en otras comunidades autónomas.

Es una receta de alimentos sencillos que se popularizó en la región de Castilla y León, gracias a que su bajo coste y su alto contenido alimenticio la hacían ideal para plantar cara al hambre, sobre todo durante la época de la posguerra española.

Es la clásica receta tradicional que se suele hacer por ejemplo en estos días navideños, ya que se suele reutilizar algún ingrediente o algún plato de los que se han comido los días anteriores.

Puedes consultar otras recetas en nuestra sección: Recetas tradiconales.

En esta ocasión, podemos reutilizar el caldo de pollo que hayamos preparado en otra ocasión, para crear una sopa reconstituyente, con mucho fundamento y gran aporte calórico, ideal por tanto para estas fechas de frío y comidas copiosas.

Antes que nada aclarar, que si queréis conseguir un caldo de pollo libre de grasa, tendréis que usar nuestra jarra desgrasadora, que permite eliminar el 100% de la grasa de nuestros caldos.

Para ello cuando el caldo está terminado y ha surgido esa molesta capa de grasa, simplemente pasamos esa capa a nuestra Jarra Gravy, con la ayuda de un cacito. Para no perder parte del caldo, esperamos unos segundos a que la capa de grasa suba a la superficie de la jarra, ahora ya podemos devolver el caldo a la olla, y dejar encerrada la capa de grasa en la jarra separadora de grasa Gravy, haciendo uso de la llave de paso que tiene colocada en su base.

Puedes ver todos los modelos de la jarra en: Tienda Gravy.

Una vez que tenemos el caldo de pollo desgrasado ya podremos incorporarlo a nuestra receta de sopa castellana.

Antes tendremos que pochar unos dientes de ajo con aceite. Cuando estén dorados, los retiramos y en su lugar añadimos una cucharada pequeña de pimentón dulce y trozos de pan duro (del día anterior).

Ahora sí añadimos el caldo de pollo completamente desgrasado. En la misma olla con el caldo, escalfamos un huevo durante un par de minutos y servimos.

¡Deliciosa! Y si conoces más recetas tradicionales compártelas con nosotros a través de nuestras redes sociales o nuestro blog.