Receta casera guiso de conejo sin grasa

Hoy os traemos una receta muy sabrosa, guiso de conejo con cerveza, con ese toque especial que la cerveza otorga a los platos guisados con ella. En nuestra aventura por reivindicar la cocina tradicional y las recetas de cuchara ¡las que le gustaban a nuestras abuelas!

Esta receta la hemos extraído del blog RecetasDeRechupete y recuerda que puedes descubrir más en nuestra sección: Recetas tradicionales.

La receta requiere previamente preparar el conejo el día antes, de este modo cogemos las piezas de conejo que vayamos a guisar y las preparamos con ajo, sal, pimienta, romero y aceite de oliva para que se conserve bien. Después lo pasamos por harina y lo guardamos en la nevera toda la noche. De esta forma cogerá todos los sabores y aromas que queremos.

Al día siguiente ya podemos comenzar con la receta. Preparamos aceite en una sartén con ajo y añadimos el conejo para marcarlo simplemente.

Retiramos el conejo, y en esa misma sartén añadimos cebolla picadita, zanahora y patatas (en este orden). Una vez que todo se va sofriendo, volvemos a añadir el conejo de nuevo.Después añadimos tomate frito y la cerveza.

Par añadir la cerveza basta con que empleemos un bote normal mezclado con un vaso de agua.

Una vez que ya lo tenemos todo, dejamos a fuego medio-bajo durante unos 10 minutos para que todo coja el sabor y sobre todo, para eliminar el alcohol de la cerveza.

A la sartén finalmente debemos añadir un caldo de carne, preparado previamente con las partes del conejo menos gustosas o que contienen más huesos. Una vez añadido, dejar cocer durante unos 40 minutos añadiendo un vaso de agua.

Ahora, nuestro caldo con todos los aromas tendrá una lógica capa de grasa, que deberemos eliminar ya que es perjudicial para nuestro organismo y para nuestra salud, es una capa de grasa completamente innecesaria. Para ello, con un cazito pasamos esa capa superficial de grasa a la jarra separadora de grasa Gravy. Como al pasar la capa de grasa también estamos pasando caldo utilizable, una vez que está en la jarra esperamos unos segundos a que la capa de grasa suba. Ahora ya podemos devolver el caldo, y sólamente el caldo a la sartén utilizando la llave de paso de Gravy. De este modo hemos aprovechado todo el caldo pero eliminando el 100% de la grasa.

¿Y tú, todavía cocinas con grasa? Descubre nuestra jarra desgrasadora Gravy y únete a nuestro movimiento de #CocinaSinGrasa.

Recuerda que puedes enviarnos por email otras recetas tradicionales para que las compartamos en el blog y en nuestras redes sociales.