Receta de la Fabada tradicional

Si Asturias tiene un plato tradicional que es conocido en gran cantidad de países fuera de España, ese es sin duda la Fabada, o Fabes como llaman los autóctonos de la zona. La fabada es un plato ríquisimo, muy energético e ideal para el frío.

Si bien es cierto, que siempre se ha dicho que tiene mucha grasa y que puede resultar algo indigesto. Por supuesto eso era hasta ahora, ya que con la jarra separadora de grasa Gravy, ahora puedes cocinar un plato tradicional de fabada sin grasa extra, eliminando todo aquello que suelta la carne, chorizo y tocino que añadimos a la receta, para obtener un sabor riquísimo, pero que no siempre es bueno para nuestro organismo.

No te pierdas todas nuestras recetas en nuestro apartado: Cocina con gravy.

Cómo se hace una fabada paso a paso

Coloca las fabes en un recipiente a remojo, durante unas horas antes de cocinarlas. Lo ideal, sería dejarlas toda la noche de antes a remojo.

Vacíamos el agua del recipiente, y depositamos nuestras fabes en una olla. Cubriéndolas de nuevo con agua mineral.

Ahora ya podemos depositar todo lo que queramos añadir, por ejemplo: trozos de tocino, chorizo, cebollas peladas, un poco de ajo.

Dejamos que el agua llegue a su punto de ebullición y entonces les añadiremos un caldo de pollo preparado con anterioridad. Esto le dará a la fabada tradicional un toque especial y un sabor intenso. Al añadir el caldo de pollo, la olla deja de estar en ebullición, así que volveremos a esperar hasta que hierva, y entonces coceremos durante unos 30-35 minutos.

Por último añadiremos a la olla un sofrito compuesto por cebolla muy picada, aceite virgen extra y un buen puñado de pimentón.

Dejamos que la olla siga cocinando unos minutos, y volvemos a añadir mñas elementos como morcilla o chorizo y también unas hebras de azafrán.

Cuando todo esté depositado en la olla, dejamos cocer durante unos 15-20 minutos más. Básicamente, hasta que las fabes estén tiernas.

quitar la grasa en la fabada

Como se ve en la imagen anterior, cuando la receta de la fabada está terminada, se habrá generado una importante capa de grasa, que no es saludable para nuestra salud ni para nuestra dieta. Así que para eliminarla, podemos quitar esa superficie que contiene grasa pero también parte del sabor, con una cuchara grande y colocarla en nuestra jarra separadora de grasa Gravy. Una vez que hayamos quitado toda la capa superior de la olla (que contiene grasa pero también caldo aprovechable) y la hayamos depositado en la jarra, espero unos minutos, dejo que lo que es grasa sólamente suba (porque pesa menos) y todo el caldo apto para el consumo se quede abajo. Ahora sí ya puedo incorporar de nuevo ese caldo a la olla usando la válvula de la jarra Gravy, y cerrando en el momento en que ya sólo queda grasa en la jarra.

De este modo tendremos una receta de fabada asturiana tradicional, con todo el sabor, y lo que es más importante, sin nada de grasa. Receta tradicional y muy saludable, pero sobre todo, riquísima.

Puedes comprar la jarra gravy, en varios colores y apta para lavavajillas en nuestra tienda: Tienda Gravy.